Pie de atleta

El pie de atleta es uno de las afecciones más frecuentes, casi el 25 % de la población lo ha sufrido o sufrirá en algún momento de la vida.

Los síntomas más comunes son: piel reseca, quebradiza y escamosa en el área afectada. Picazón y ardor; Llagas o ampollas; engrosamiento y decoloración de las uñas.

Los hongos que provocan estas molestias son denomonado dermatofitos.Los dermatofitos son un tipo de hongos que son extremadamente contagioso, por lo que tenemos que ser muy cautos a la hora de compartir alguna prenda que entre en contacto con la piel afectada, por ejemplo, los calcetines , ropa de cama…Este problema se suele dar más comúnmente en hombres, debido a que suelen llevar más tiempo continuado calzado cerrado, lo mejor para prevenir este problema es que evitemos descuidar nuestro calzado y calcetine, y que estos seán más ligeros y que este compuesto por materiales transpirables, así podremos evitar que nos salgan este tipo de hongos.

Para erradicarlos, les recomendamos que pongan especial atención en el secado de los pies, entre los dedos especialmente. Ya que estos hongos se originan por el calor y la humedad. La mejor forma de combatirlos es utilizar algún producto específico que pueden encontrar en farmacias.

Ahora vamos a comentar los posibles grado de infección que existen: leve y graves y como se combaten.

Las infecciones leves se pueden tratar con productos de aplicación tópica como pomadas, cremas, geles, polvos o aerosoles.

En cambio, las infeccciones más complicadas puede ser necesaria la prescripción de cápsulas, tabletas o suspensiones.

Un matiz importante es no suspender el tratamiento al notar una mejora que pareciera ser definitiva, pues esto aumenta el riesgo de que el hongo se desarrolle de nuevo a corto plazo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *