Té verde

El té verde es muy beneficioso para salud, pero también lo puede ser para estar guapas. El té verde está cargado de antioxidantes buenos para el organismo y para tu piel. Si tomas este té de manera habitual no tires las bolsas usadas, ya que las puedes reutilizar para mejorar tu apariencia.

 

Eliminar el exceso de células muertas

Abre las bolsas de té usadas y vuelca su contenido en un bol pequeño. Anade una cucharadita de miel y mezcla. Con la pasta obtenida realiza un masaje sobre tu rostro con movimientos circulares y luego lava la cara con agua fría.

 

Para el acné y las espinillas

El té verde tiene propiedades antibacterianas y anti-inflamatorias, por lo que es un excelente remedio casero contra los granos y el acné. Para combatirlos remoja las bolsas de té usadas en una taza con agua muy caliente. Deja reposar hasta que el agua este frío y aplica en las áreas problemáticas con un algodón.

 

Para las bolsas y el hinchazón de ojos

Los ojos hinchados y las bolsas son un problema muy común en todas las mujeres. Para deshacerte de las bolsas prueba en ponerte una bolsa de té verde en cada ojo durante 15 minutos. Antes de aplicar los bolsitas de té, debes dejarlas en la nevera unos minutos para que se enfríen.

 

Para el envejecimiento de la piel

Con el té verde puedes crear tu propia mascarilla anti-envejecimiento tan solo necesitas verter el contenido de una bolso de té verde usada y añadir tres cucharadas de yogur natural. Debes aplicarla en la cara y el cuello. Deja la mascarilla puesta durante 20 minutos y luego ya puedes enjuagar. Puedes realizar este procedimiento una vez por semana.

 

Para estimular el crecimiento del pelo

El té verde también sirve como estimulante para el crecimiento del pelo. Prepara varias bolsas de té usadas en una taza de agua hirviendo. Deja que se enfríe, y pasa a lavarte el cabello con champú. Exprime el exceso de agua y añade la solución sobre el cabello mediante un masaje. Lava el cabello con agua.

Para limpiar los poros

Este té te permite realizar un facial con vapor al té verde. Toma una bolsita de té y la abres. Echa el contenido en agua caliente y en un bol grande y bajo. A continuación toma una toalla y te la pones alrededor de la cabeza. Debes inclinarte sobre el tazón o bol para que el vapor penetre en la piel. Tu rostro no debe estar demasiado cerca del agua, pero si debes sentir el vapor. Lo poros se abrirán y además recibirán todos los beneficios del té verde.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *