aliños

Los tiempos del aliño a base de aceite y vinagre se van quedando atrás y nuestras mentes se están abriendo a nuevas propuestas y divertidas formas de aliñar nuestras ensaladas, afortunadamente.

Existe gran variedad de ensaladas en los supermercados o que tú mismo puedes crear y para eso traemos 12 aliños diferentes para que puedas añadir nuevo sabores a tus platos favoritos.

 

12 aliños para tus ensaladas

 De yogur griego

Mezclamos:

  • 125 g de yogur griego con
  • dos cucharaditas de mostaza,
  • el zumo de medio limón,
  • un diente de ajo picado.
  • perejil y cebollino frescos picados,
  • 50 g de cebolla finamente picada,
  • sal y pimienta negra molida.

Ajustamos la consistencia añadiendo un poco de leche al tiempo que removemos y parando cuando hayamos alcanzado el punto de nuestra preferencia.

 De curry

Este es uno de mis favoritos y muy recomendable para los aficionados a los sabores especiados y exóticos. Consiste en mezclar 125 g de yogur griego con 125 g de salsa mayonesa y añadir el zumo de medio limón, dos cucharaditas de curry molido y tostado, una cucharadita de miel y sal al gusto.

 

 De chile y lima

Los amantes del picante encontrarán en este aliño la horma de su zapato. A la ralladura y el zumo de dos limas le añadimos dos cucharadas de vinagre de vino tinto, una cucharada de salsa de soja, una cucharada de miel, dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, un diente de ajo picado, un pellizco de escamas de chile seco, un pellizco de comino molido y sal al gusto.

 

De semillas de amapola

El toque crujiente de las semillas de amapola le aporta un valor extra a este aliño que se prepara tostando media cucharada de semillas de amapola en una sartén durante, aproximadamente, un minuto. Después se mezcla con tres cucharadas de vinagre de manzana, una cucharada de miel, una cucharada de mostaza de Dijon y sal al gusto. Se termina con un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra.

 

 De wasabi y aguacate

Este aliño porque es potente y el wasabi, si nos pasamos, pude arruinarlo así que conviene ser prudente con la cantidad que usemos. Comenzamos haciendo un puré con la carne de medio aguacate y añadiendo media cucharadita de wasabi, tres cucharadas de vinagre de arroz, tres cucharadas de agua y sal. Terminamos añadiendo, poco a poco, aceite vegetal al gusto (unos 50 ml).

 

De queso azul

Este es un aliño que los amantes del queso azul adorarán. Aporta un sabor maravilloso a las ensaladas de hojas verdes, sobre todo a los cogollos, y va estupendamente con unos trozos de tomate. Se prepara mezclando medio yogur griego con dos cucharadas de leche, el zumo de medio limón, una cucharadita de salsa Worcesterhire, 50 gramos de queso azul rallado, un diente de ajo finamente picado, sal y pimienta negra molida. Terminamos añadiendo un poco de aceite vegetal.

 

 De limón y mostaza

Este es un aliño cítrico que da un punto de sabor muy interesante a las ensaladas. Como ocurre con todos los anteriores, es muy fácil de preparar y para tenerlo listo no hay más que mezclar:

  • 50 ml de vinagre de vino tinto
  • dos cucharadas de mostaza de Dijon
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • la ralladura y el zumo de un limón
  • un diente de ajo picado
  • una cucharada de miel
  • una cucharada de orégano seco
  • sal y pimienta negra molida.

 

De hierbas y pepino

La mezcla de pepino con hierbas hace de este aliño uno de los más refrescantes de la lista. Mezclamos un yogur griego con medio pepino rallado y bien escurrido del jugo que contiene (secado con papel absorbente), la ralladura de medio limón, una cucharada de menta fresca picada, una cucharada de cebollino picado y sal al gusto.

De mango y lima

Trituramos la carne de un mango y le añadimos la ralladura y el zumo de una lima, una cucharadita de mostaza de Dijon, una pizca de azúcar y sal al gusto. Terminamos con dos cucharadas de vinagre de arroz y cuatro cucharadas de aceite vegetal.

Si nos queda demasiado espeso, podemos aligerarlo añadiendo un poco más de aceite o, en su defecto, un poco de agua.

 

 De hierbas y avellanas

Para este aliño es conviene usar robot o picadora eléctrica, pero podemos sustituirlo por un mortero. Comenzamos triturando o picando:

  • 20 gramos de avellanas
  • dos cucharadas de mostaza de Dijon
  • dos cucharadas de vinagre de manzana
  • tres cucharadas de aceite vegetal
  • sal al gusto
  • cebollino fresco y eneldo fresco picados.

 

 Jengibre y sésamo

La pasta de sésamo o tahini se usa mucho en la cocina de Oriente Medio para aliñar ensaladas y aporta un punto de sabor muy original. Se prepara mezclando 50 ml de aceite de oliva virgen extra con dos cucharadas de aceite de sésamo, dos cucharadas de vinagre de arroz, un diente de ajo picado, dos cucharadas de salsa de soja, una cucharada de jengibre fresco picado y una cucharada de miel.

Tahini

Colocamos todos los ingredientes del aliño en un cuenco y los batimos hasta emulsionar.

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 4 cucharadas de vinagre de manzana
  • zumo de medio limón
  • 1 cucharada de tahini
  • 1 cucharada de miel

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *