Brownie sin gluten

brownie

Hoy vamos a hacerle un poco más fácil el día a los celiacos con este postre. Un  brownie clásico sin gluten.

Ingredientes para hacer el brownie

Mezcla de harinas para elaboraciones sin gluten: 95 g de harina de arroz, 25 g de fécula de maíz y 15 g de harina de tapioca.

  • 150g de mantequilla
  • 150g de chocolate negro fondant para postres
  • 40g de cacao en polvo puro
  • 150g de huevo (3 huevos “S” aproximadamente)
  • 240g de azúcar, 1/4 de vaina de vainilla
  • 170g de mezcla de harinas
  • 3g de sal
  • 8g de bicarbonato
  • 50g de nueces troceadas

Cómo hacer brownie clásico sin gluten

Comenzamos fundiendo el chocolate, la mantequilla y el cacao en polvo. Colocamos todos los ingredientes en un mismo recipiente y a golpes de calor cortos, de 30 segundos. Entre golpe y golpe, remover para que el calor se reparta bien. Así  no se quema la mezcla.  También lo puedes fundir al baño maría.

Batimos el azúcar junto con el huevo. Queremos blanquear la mezcla y que aumente de volumen. Una vez blanqueada la mezcla, la juntamos con la anterior y removemos hasta homogeneizar.

A continuación, cortamos la vaina de vainilla a lo largo y la abrimos, separando los extremos con la punta de un cuchillo. Extraemos las semillas, rascando con el cuchillo el interior, y se las agregamos a la mezcla. Incorporamos la harina, la sal y el bicarbonato. Removemos con suavidad y movimientos envolventes.

Por último, troceamos las nueces con las manos. En trozos grandes, para que se noten al cortar el brownie. Removemos de nuevo con mucho cuidado y vertemos la mezcla en una bandeja engrasada y enharinada (o forrada con papel sulfurizado). Podemos extender unas cuantas nueces más sobre la mezcla, al gusto. Horneamos a 170ºC durante, aproximadamente, unos 20 minutos.

Tiempo de elaboración : 30 minutos
Dificultad : Fácil

Degustación

El brownie ha de quedar jugoso por dentro, que no crudo. El punto de cocción es difícil de coger a la primera, y también es difícil de indicar. Por ello es mejor que hagáis vuestras pruebas y anotéis los tiempos que os funcionen mejor.

Quienes lo prueben no tendrán ni idea de que en su elaboración no se ha usado la harina de trigo común. Es perfecto para acompañar un café a la hora de la merienda o para rematar una comida dándose un homenaje.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *