propio peso

Un trasero firme, un vientre plano y fuerte, unos brazos tonificados… Suena bien, ¿no? ¡Genial! Porque hoy te traemos 7 razones por las que el entrenamiento con el propio peso es perfecto para las personas que tienen la agenda muy apretada. ¡Como tú! 😉

1. Entrena donde y cuando quieras

No importa cuál sea tu perfil, lo más práctico del entrenamiento con el propio peso es que lo puedes hacer donde y cuando quieras. Puedes ponerte en casa delante de la tele, durante la pausa para comer o incluso en la habitación del hotel cuando estés de viaje de negocios. 

2. El entrenamiento te llevará muy poco tiempo

Todos tenemos vidas muy ocupadas con escaso tiempo libre. Pero al mismo tiempo, te gustaría tener tiempo para hacer ejercicio. La buena noticia es que un entrenamiento con el propio peso no lleva mucho tiempo. Puedes hacer un entrenamiento efectivo en sólo 20-40 minutos. Además, no tienes que perder tiempo yendo de camino al gimnasio. Esto es especialmente práctico en invierno, cuando da una pereza terrible salir de casa para ir a entrenar.  😉

3. Te pones en forma sin equipación

Pesas, bandas de resistencia, kettlebells… ¡No necesitas nada de esto! Otra gran ventaja del entrenamiento con el propio peso es que no necesitas ninguna equipación. Así no te tienes que preocupar de dónde guardarla, ni siquiera de comprarla, y puedes ahorrarte ese dinero o invertirlo en ropa nueva para entrenar. ¡Seguro que te motivas aún más!

4. Es una forma efectiva de quemar grasa

¿Te gustaría construir músculo y quemar grasa al mismo tiempo? Entonces el entrenamiento con el propio peso es lo que andabas buscando. No tienes que invertir mucho tiempo, pero tendrás que darlo todo. Prometido, te pondrás a sudar la camiseta en un pispás. La idea es que actives el metabolismo y te beneficies del efecto postcombustión, con el que seguirás quemando grasa aún después de haber terminado el entrenamiento.

5. Trabajas muchos grupos musculares diferentes

Los músculos son importantes. Y sí, para las mujeres también. Pero no te preocupes, el entrenamiento con el propio peso no te hará parecer hipermusculada. En comparación con los hombres, las mujeres tienen menos niveles de testosterona, de forma que lo único que harás será remodelar tu cuerpo. Los entrenamientos activan muchos grupos musculares diferentes al mismo tiempo, por lo que fortalecerás todo el cuerpo mientras quemas montones de calorías.

Y por último, pero no por ello menos importante, unos músculos fuertes le son de ayuda al esqueleto. Esto es especialmente importante para proteger los huesos del envejecimiento. Las mujeres postmenopáusicas están en riesgo de desarrollar osteoporosis. Así que si entrenas ahora, seguramente te lo puedas agradecer más adelante.

6. Puedes entrenar en compañía

En el parque, en la oficina o en casa: entrenar con amigos es más divertido. Algunos estudios han demostrado que la gente se salta menos entrenamientos cuando entrena en grupo.

7. Sigue retándote con el entrenamiento con el propio peso

No importa cuánto lleves entrenando: estos ejercicios nunca se vuelven aburridos y siempre te retan a darlo todo tanto física como mentalmente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *