Como preparar mermelada de chia

chia

El tiempo pasa rápido pero la mermelada sigue junto a nosotros, y lo hace de una manera más sana y saludable que hace unos años. En esta versión de mermelada hemos utilizado bayas, semillas de chia, y la miel. La chía tiene unas propiedades máginas que a la hora de hacer una mermelada evitan que tengas que añadir azúcar. Que es la forma con la que se consiguen hacer las mermeladas tradicionales para potenciar el sabor. Definitivamente, debéis de dar el paso a probar este tipo de mermeladas si pretendéis llevar una vida saludable pero con un toque dulce.

Si nunca habéis hecho una mermelada así, os vais a quedar alucinando. Es facilisima y son muy pocos los ingredientes necesarios para ésta super mermelada healthy.

INGREDIENTES PARA LA MERMELADA DE CHIA

  • 4 tazas de frambuesas frescas, zarzamoras o arándanos
  • el jugo de medio limón fresco
  • 3 cucharones de miel (o más probar)
  • ¼ taza de semillas chia
  • 1 cucharilla de esencia de vainilla

ELABORACIÓN

  1. Coloca los frutos en un pequeño cazo con un poquito de agua (una cucharada más o menos)
  2. Manten los frutos en el fuego hasta que empiecen a liberar sus jugos, pero asegúrate que no se queman ni empiezan a resecarse.
  3. Apaga el fuego cuando estén listo. Después con una batidora o un tenedor, aplasta los frutos más o menos hasta que queden como un puré.
  4. Añade la miel, el limón y el chorrito de vainilla y un poquitín más de agua si la mezcla es muy espesa o está muy seca.
  5. Antes de terminar, añadimos las semillas de chia y removemos bien para que se mezcle todo y quede una masa homogénea.
  6. Deja reposar durante una hora.
  7. Comprueba que las semillas se han hinchado completamente y añade un poco de agua en el caso de que no estén lo suficiente. ¡Una vez se hayan triplicado las semillas su mermelada estará lista!

Para finalizar, una recomendación es envasar la mermelada al baño maría para que haga el efecto hermético y aguanten más los ingredientes o en algún recipiente que haga esta misma función. Dejar reposar las mermeladas en la nevera durante una semana y estarán listas para comer.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *