setas

Es una sencilla idea que os puede venir muy bien para tomar como entrante o como cena ligera. Además como en su elaboración solo interviene una pequeña cantidad de harina de arroz, es una receta sin gluten que podéis tomar sin ningún miedo, siempre que evitéis la contaminación cruzada.

Para elaborar esta receta, solo hacen falta 30 minutos y con ayuda de un procesador de alimentos y el horno microondas, nuestro trabajo prácticamente se reduce a saltear las setas y triturarlas con el resto de ingredientes por lo que este pastel de setas y nueces puede elaborarlo cualquiera en casa, aunque no tenga experiencia cocinando.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 huevos, 25 g de mantequilla
  • 1 cucharada de harina de arroz
  • 75 g de nueces, 6 champiñones
  • 6 setas de cultivo
  • 25 ml de nata líquida
  • 1/2 cebolla
  • aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta

Cómo hacer un pastel de setas y nueces sin gluten

Pochamos la cebolla muy picada con una cucharada de aceite y la mantequilla. Una vez blandita la cebolla, añadimos las setas y los champiñones cortados en trozos y salteamos el conjunto durante unos ocho minutos, sin dejar que tomen demasiado color. Apagamos el fuego, agregamos la cucharada de harina de arroz y removemos hasta que se integre.

Incorporamos el chorrito de nata líquida, removiendo hasta que sea absorbido por la mezcla como si estuviéramos haciendo una bechamel y seguidamente, pasamos el contenido de la sartén a una batidora de vaso. Incorporamos los huevos y las nueces y trituramos durante tres o cuatro ciclos de diez segundos para conseguir una masa homogénea.

Volcamos la mezcla en un molde de horno apta para microondas y lo cuajamos cocinándolo durante 10 o 12 minutos a potencia media (aproximadamente 750W), hasta que veamos que queda bien cuajado, lo que dependerá del molde que utilicéis y del modelo de microondas.

También se puede hacer en horno convencional, poniendo el molde al baño maría y horneando a 180º durante unos 25 minutos hasta que podamos meter una brocheta y veamos que sale limpia. Una vez cuajado en cualquiera de los hornos, desmoldamos y cortamos en rodajas.

Degustación

Este pastel de setas y nueces es una receta muy versátil, ya que se puede tomar en frío y en caliente, como plato principal acompañado de una ensalada de hojas verdes o con un pegote de mayonesa, o como guarnición de un plato de carne o de pescado y tanto a la hora de comer como cuando queremos prepararnos una cena ligera. Por todas estas razones, os recomiendo que os animéis a probarlo y descubráis lo rico que está.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *