Recuerdo haber comido estas patatas a la lionesa desde que era niña y recuerdo que ya entonces me encantaban. Después las he hecho infinidad de veces cuando quiero acompañar un plato de carne de una manera un poco más especial.

Como veréis, no tienen ningún misterio, tan solo una buena fritura de las patatas y el toquecico de horno que es lo que hace de unas simples patatas un plato casi de fiesta. Si aún no las habéis probado estoy segura de que os van a encantar.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Patataskg
  • Cebolla1
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer patatas a la lionesa

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración m
  • Cocción 25 m

Pelamos la cebolla y la cortamos en tiras finas. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas como para tortilla. Ponemos más o menos dos dedos de aceite en una sartén y lo calentamos. Freimos la cebolla durante unos minutos y antes de que empiece a dorarse añadimos las patatas. Salamos.

Freímos a fuego medio, moviendo de vez en cuando. Cuando estén blandas, las sacamos de la sartén y escurrimos bien el aceite. Las ponemos en una fuente de horno, repartimos unos trozos de mantequilla por la superficie y espolvoreamos con pimienta recién molida. Gratinamos en el horno hasta que estén bien doradas y servimos enseguida.

Con qué acompañar las patatas a la lionesa

Estas patatas a la lionesa son una guarnición ideal para un plato de carne a la plancha o con una salsa no muy pesada. Si queréis darle una presentación especial, gratinadlas en unos ramequines o cazuelitas individuales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *