Estilo de vida saludable

saludable

La idea de que podemos controlar el destino de nuestra salud basado en lo que comamos, ejercitemos o como vivamos, resulta algo incierto en la realidad. En un artículo del Washington Post expone que Un estilo de vida saludable no garantiza vivir más, pero si añade “vida” a tus años.

Un estilo de vida saludable no garantiza que pueda eliminar todos los riesgos de enfermedad. Existen muchos factores, tanto genéticos, dietéticos así como ambientales que pueden dar origen a una enfermedad. Por desgracia no estamos exentos. Sin embargo la nutrición que se le da al organismo pude prevenir y paliar ciertas enfermedades.

Muchas personas piensan de esta forma: “¿Para que me alimento bien? Hay que disfrutar de todo, ¡De todas maneras nos vamos a morir, así que muero feliz!” Acto seguido, vemos a estas personas atiborrándose de alimentos que en alto consumo, producen una serie de trastornos en el organismo.

Desde esta perspectiva, estamos perdiendo todo el cuadro por ver solo una parte. Si en tu familia existen miembros con enfermedades crónicas, no necesariamente las vas a tener. La nutrición no cura o elimina el riesgo de enfermedad. Comer de manera adecuada promueve y cultiva hábitos saludables que pueden ayudar a mejorar tu genética. Todo se puede prevenir o  retrasar enfermedades crónicas y vivir por mas tiempo.

Beneficios

Existen muchos beneficios a corto y a largo plazo de comer bien y ser activo:

  • Mas energía: una buena alimentación, será un excelente combustile para el cuerpo. Dale a tu cuerpo calorías de calidad, fibra, fitonutrientes, vitaminas y minerales para que todo fluya sin ningún problema. Vale la pena destacar, el contenido de antioxidantes que actúan como alimentos funcionales para mejorar aun más el funcionamiento del organismo.
  • Mejor digestión: una dieta rica en vegetales, frutas, granos enteros y leguminosas, proveen a la microbiota intestinal de alimento necesario para su crecimiento. Además de fibra dietética que ayuda a tener un tránsito regular.
  • Mejor piel: la textura y tono de la piel mejora con una alimentación rica en frutas y verduras. Los antioxidantes de este grupo de alimentos ayudan a reducir el impacto de los radicales libres que provocan envejecimiento celular prematuro, así como el daño ocasionado por las rayos UV. Músculos mas fuertes: perdemos masa muscular al paso del tiempo. Una dieta que provea la cantidad requerida de proteína aunado a una actividad física regular, ayuda a mantener y crear músculo. Con unos músculos saludables, moverse es mas sencillo y mantiene una estructura ósea en buen estado.
  • Mas alegría por comer: comer es un placer, y si comes alimentos nutritivamente densos y variados, las papilas gustativas adquirirán un nuevo sentido. Descubriendo sabores que siempre han estado ahí, pero ocultos por una dieta en carbohidratos, azúcares, grasas y sodio.

Conclusión

Un estilo de vida saludable, puede reducir los riesgos de padecer enfermedades , aún teniendo predisposición genética. ¿Quien no quisiera pasar años sin achaques, con una buena digestión y libre de enfermedad para disfrutar?… Cosa que no podemos desperdiciar  la salud con malas decisiones tanto alimentarias como en el estilo de vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *