vino

En casa uno no cuenta con un sommelier pero sí podemos contar con algunas notas básicas para saber qué vino tomar con cada plato. Y, si después de todo lo que os contemos aquí no os quedáis suficientemente tranquilos con vuestra elección, en internet podéis encontrar aplicaciones para el móvil para tener tu sommelier en casa.

Qué vino tomar con mariscos y pescados

Los vinos que se suelen recomendar para maridar los mariscos y pescados son los vinos blancos.

Con el marisco se suele recomendar todo tipo de blancos, siendo una gran apuesta el albariño o el ribeiro. La razón de un vino blanco con este tipo de comida es por los diferentes sabores, fuertes y suaves, que puede contener una misma pieza de marisco.

En cuanto a los pescados, generalmente son los vinos blancos los que se suelen recomendar pero dependerá del pescado escogido y de la preparación para escoger el vino concreto, que les permita potenciar el sabor pero no cubrirlo.

Los pescados blancos suelen maridar muy bien con vinos blancos, después hay otros pescado

Paella y arroces

El gran inconveniente que nos podemos encontrar a la hora de escoger un vino para este tipo de plato es que anulemos el sabor del mismo.

Por ello, generalmente se suele recomendar un vino blanco seco afrutado pero no en exceso o un tinto ligero. Es decir, el objetivo es que pueda haber un poco de contraste entre los sabores de cada plato que ayude a potenciarlo.

Con la pasta

La pasta en sí misma no dice mucho, lo que si lo hace es la salsa. Generalmente, la primera recomendación que se suele hacer es optar por un vino rosado o un tinto joven.

Si la salsa lleva mariscos o pescados, normalmente un vino blanco va a ser la mejor opción.

Carnes rojas

Con la carne roja, el vino tinto.  Va a ser la mejor opción y dentro del mundo de los tintos tenéis infinidad de oportunidades que pueden maridar perfectamente con vuestro plato. Como antes indicábamos, no sólo es el ingrediente principal sino también la preparación y el acompañamiento lo que va a marcar la diferencia.

Los tintos reserva o crianza van muy bien con platos sencillos como es un chuletón o un entrecot. Este plato no suele cocinarse con especias ni acompañado de elaboradas guarniciones.

Si vais a preparar una carne macerada en vino o que lleva vino en su elaboración, lo mejor  es presentar ese mismo vino para maridarlo también.

Con carnes de ave

En función del tipo de ave se recomienda un tipo de vino. Aunque, se puede maridar tanto con blancos secos como tintos tipo tempranillo.

También va a jugar mucho en la elección el tipo de preparación y los ingredientes utilizados. Por ejemplo, una preparación sencilla de pollo al horno sin grandes condimentos. Especias y un poco de zumo de limón podríais combinarlo perfectamente con un vino blanco. El otro lado es un guiso con salsas y más ingredientes, la opción más adecuada serían tintos.

Vino con chocolate

Un vino syrah o un buen tinto hará que el sabor del chocolate se potencie muchísimo.

 

Aquí os dejamos un enlace sobre como hacer una cata de vinos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *