bocaditos

El fin de semana es un buen momento para pensar en las mejores opciones de comidas o cenas para la semana, en caso de que no tengamos mucho tiempo de pasar muchas horas en la cocina. Los bocaditos siempre me han parecido una de las mejores alternativas para cenas algo más saludable y con mucho sabor. Así mismo, algunas de éstas son ideales para ser llevadas a la oficina en caso de que no podamos salir a comer.

Hoy te propongo una receta de bocaditos de pollo y aguacate que es verdaderamente muy sencilla de preparar. Su facilidad de elaboración no compromete en nada su sabor muy atractivo y si frescura. Es importante usar aguacates que estén bien maduros para potencializar su sabor y textura. Como aderezo usaremos simplemente una mayonesa, que puede ser ligera.

Ingredientes para dos personas

  • 2 pechugas de pollo
  • Dos aguacates maduros
  • bocaditos de pan
  • 4 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada (sopera) de jugo de limón
  • Un chile serrano o jalapeño (opcional)
  • 1 cucharita de finas hierbas, sal y pimienta negra molida.

Cómo hacer los Bocaditos de pollo y aguacate

Vamos a poner a calentar el aceite de oliva en un sartén y poner a asar las pechugas de pollo a fuego medio. Las sazonamos con las finas hierbas, sal y pimienta, bajamos ligeramente la lumbre y las dejamos unos 25 minutos, volteándolas de vez en cuando. Cuando estén listas las retiramos del sartén, dejamos enfriar unos 10 minutos y cortamos en trozos.

Pelamos los aguacates, les retiramos el hueso y cortamos en trozos de tamaño similar a los de pollo. Colocamos el pollo y el aguacate en un cuenco al que añadimos la mayonesa. Ajustamos el sazón de ser necesario, el chile picado y revolvemos. Dejamos enfriar unos 20 minutos antes de servir.

Degustación

Te recomiendo servir estos deliciosos y saludables bocaditos de pollo y aguacate como un entrante o como un plato principal. Puedes añadirle aceitunas, un poco de lechuga o brotes tiernos, ideal para una comida ligera o una cena. La mejor manera es comerla fresca por lo que la puedes dejar unos 15 a 20 minutos en la nevera. Una copa de vino blanco seco frio combinará muy bien con esta receta.

También puedes utilizarlo como acompañamiento de arroces o pastas, o preparar una rica ensalada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *