Brócoli al vapor con aliño de tahini y limón.

brócoli

Parece que últimamente estamos tomando conciencia de lo saludable y beneficioso que es consumir brócoli y que este empieza a recibir el reconocimiento que merece. Esta verdura se puede cocinar de muchas maneras: en quiche, en croquetas, en albóndigas y mucho más. Y hoy llega una nueva receta de brócoli al vapor con aliño de tahini y limón que sumar a la lista.

Para asegurar el éxito con este brócoli al vapor con aliño de tahini y limón, es importante cocinarlo correctamente y no pasarse del punto de cocción. La técnica del vapor es muy respetuosa con esta verdura y con ella se consigue dar un punto jugoso a la misma sin empaparlo, así que os la recomendamos con los ojos cerrados y os indicamos cómo hacerlo sin y Thermomix.

Ingredientes para cuatro personas

  • 1 brócoli entero
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 40 g de anacardos
  • 2 cucharadas de tahini o pasta de sésamo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • zumo de 1 limón
  • 8 cucharadas de agua
  • sal y pimienta blanca molida.

Cómo hacer brócoli al vapor con aliño de tahini y limón

Comenzamos por el brócoli, separando los ramilletes del tronco. Retiramos y desechamos las ramitas que salen del tronco así como las partes externas que estén dañadas y lo cortamos en porciones de un bocado. Lavamos los ramilletes y los pedacitos de tronco y los colocamos en el cestillo de cocción al vapor.

Calentamos un poco de agua en una cazuela y le añadimos el bicarbonato, que ayudará a potenciar el verde del brócoli. Colocamos el cestillo con el brócoli sobre la cazuela y cocemos al vapor hasta que alcance el punto deseado. Si os gusta al dente, no lo dejéis más de cinco minutos, pero esto va en gustos y también en el tamaño de las piezas.

También podemos hacer la cocción al vapor con Thermomix. Para ello colocamos los trozos de brócoli sobre el recipiente varoma y vertemos 500 gramos de agua en el vaso. Colocamos el varoma en su sitio, lo tapamos y programamos 15-20 minutos, temperatura varoma, velocidad 1. Cuando acabe el tiempo, abrimos el recipiente con cuidado de no quemarnos y continuamos con la receta.

Preparamos el aliño exprimiendo el limón y mezclándolo con el tahini o pasta de sésamo y el aceite de oliva. Añadimos agua para aligerar el aliño y removemos. Notaréis que se vuelve más pálido, y condimentamos con sal y pimienta blanca molida.

Cortamos los anacardos con un cuchillo bien afilado y los tostamos en una sartén sin aceite. Solo queremos que tomen temperatura y un poco de color, con lo que se volverán más aromáticos y sabrosos. Servimos el brócoli con la salsa por encima y los anacardos tostados para decorar.

 

Fuente: Directo al Paladar

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *