Como congelar verduras frescas

congelar

Pero hoy nos vamos al lado practico de como congelar la verdura que hemos comprado , ya sea porque esta de temporada, por su buen precio o porque nos la ha regalado el vecino que tiene una huerta.

Cómo congelar verduras frescas

Lavamos y cortamos la verdura, en este caso, Judías Verdes Planas, les quitamos los extremos y los hilos de los lados si los tuviesen. Mientras tanto ponemos una olla con agua, con unos 3 litros de agua y 1 cucharadita escasa de Bicarbonato Sódico, y lo llevamos a ebullición.

El bicarbonato hará que nuestra verdura conserve todo su bonito color verde.

En otra olla ponemos agua muy fría con varios cubitos de hielo. Empezamos a escaldar las judías. Ponemos 3-4 puñados no demasiadas para que no se rompa el hervor del todo, dejamos como 1 y medio a 2 minutos y sacamos con una espumadera, introducimos la verdura en el agua con hielo para cortar la cocción. Una vez que esta bien fría la ponemos a escurrir, procurando que no quede nada de agua. Seguimos el proceso con la verdura restante. Cambiamos el agua fría si fuese necesario y añadimos mas hielo.

Metemos la verdura en bolsas para congelar, extrayendo todo el aire, etiquetamos poniendo el contenido y la fecha tanto de cuando lo hemos realizado como de su consumo, lo aconsejable es un máximo de 4 meses, ya que un congelador casero, no alcanza las mismas temperaturas que las fabricas de Congelados.

 

A la hora de congelar debemos tener en cuenta

Vuestro congelador debe tener un mínimo de 3 estrellas, para que su temperatura llegue a -18º, los arcones congeladores y  de 4 estrellas llegan a -24º. Para congelar verduras en casa deberéis tener alguno con estas características, 3-4 estrellas.

Esta técnica de Congelar Verduras Frescas, la podéis usar para judías verdesguisanteshabasalcachofas. En verduras de hoja como las acelgas, debéis separar la hoja verde del tallo blanco y hacerlo por separado, en este caso las hojas reducen mucho, también pasa con las espinacas, esta ultima verdura no os recomiendo hacerla de no ser mucha cantidad, ya que merma un 70% una vez escaldada.

Cuando consumáis las verduras frescas congeladas, lo hacéis como si de verduras congeladas normales se tratara, es decir, ponéis agua con sal, y cuando el agua este hirviendo, ponéis las verduras congeladas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *