agridulce

Si eres amante de la comida china y aún no has probado la salsa agridulce casera, no sabes lo que te has estado perdiendo. Es tan fácil de preparar que casi resulta ridículo contarlo, pero es que el resultado es tan bueno que me parecía un pecado no compartirlo con todos vosotros.

 

Ingredientes

  • Agua, 200 ml (*)
  • Vinagre de arroz, 45 ml
  • Salsa de soja, 35 ml
  • Azúcar, 60 g
  • Kétchup, 1 cucharada sopera
  • Maizena, 2 cucharaditas

Preparación de la Salsa agridulce casera

  1. Disuelve la maizena en el agua fría hasta que no queden grumos y reserva.
  2. En un cazo, pon el vinagre de arroz, la salsa de soja, el azúcar, el kétchup y la mezcla de agua y maizena.
  3. Mézclalo y ponlo a fuego medio-alto hasta que hierva, baja un poco el fuego, pero sin que se pierda el hervor y déjalo cocer 8 minutos removiendo de vez en cuando.
  4. Espera a que se enfríe y guárdala en un frasco hermético en la nevera hasta el momento de usarla.

Resultado

Esta salsa agridulce casera no solo sale infinitamente más barata que cualquier salsa comercial sino que es una forma muy rápida de disponer de ella, pues es una salsa que solo se suele encontrar en algunos supermercados.

Con estas cantidades, esta salsa agridulce casera no queda completamente líquida, pero tampoco muy espesa, queda justo en el punto que me gusta a mí, pero si la preferís más espesa, eso se consigue aumentando la cantidad de maizena o añadiendo algún otro espesante que no aporte sabor, como puede ser la goma xantana, que es la responsable de esa textura como gelatinosa que tienen algunas salsa comerciales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *