fitness

Si tu deseas cuidar tu cuerpo y tu salud, quizá estés intentando cocinar más sano y entrenar duro cada día. Para que tu dieta te acompañe en este proceso, hoy dejamos algunos consejos para lograr platos fitness que te ayuden a estar en forma.

¿Qué es un alimento fitness?

La palabra fitness se encuentra relacionada con la actividad física, aunque no sabes concretamente a qué hace referencia.

El término fitness designa una condición física. Es una aptitud, por lo tanto, cuando hablamos de alimento fitness hacemos referencia a un ingrediente y/o preparación que contribuye con nuestra forma y condición física. Nos ayuda a estar bien tanto por fuera como por dentro y siendo de utilidad para complementar un entrenamiento regular.

Sólo por consumir alimentos y platos fitness no lograremos estar en forma, aunque mejoremos la calidad de la alimentación. Por otro lado,  una dieta fitness o  fit food, debe estar acompañada de ejercicio físico.

Cómo lograr platos fitness

Debemos hacer es una selección de ingredientes. No sólo ricos vitaminas y minerales, sino que, deben ofrecer hidratos complejos o fibra y/o proteínas y grasas de calidad.

Asimismo, los ingredientes deben ser pobres en azúcares y grasas trans y  ser de origen natural.  Muchos alimentos industriales llamados “fitness” tienen en realidad una calidad muy inferior a un precio muy superior.

Una vez seleccionado los ingredientes, es fundamental cuidar el método de cocción.  Lo mejor es evitar aquellas con largas cocciones en agua y/o en medios grasos porque favorecer la pérdida de nutrientes o agregar calorías y grasas innecesarias como las frituras.

Con nuestra imaginación crearemos platos con sanos ingredientes. Entre ellos, algunos alimentos fitness naturales, para lograr preparaciones que nos ayuden a estar en forma.

Consejos

Si lo quieres más fácil aun, puedes modificar recetas que habitualmente elaboras para volverlas más sanas y fitness.

Por ejemplo, puedes emplear avena en lugar de pan molido para empanar. O mezclar avena y frutos secos picados finamente. También puedes sustituir nata por yogur natural o bien, por puré de aguacate.

Reemplazar parte del azúcar por miel y otra parte por puré de plátano u otra fruta que además, te permitirá quitar parte de la mantequilla o nata.

Cambiar cereales refinados por integrales. Emplear más semillas, frutos secos y legumbres. Es buena opción para lograr platos fitness, al igual que sustituir fiambres o embutidos por atún, pechuga de pavo o pollo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *