Comer fuera de casa y sentirte bien

Cuando por trabajo o cualquier cosa, no puedes comer en casa, la mayoría de las personas acaban en algún restaurante o en algún sitio de comida rápida, que sabemos que no es nada bueno para nuestro organismo. Hoy os mostraremos algunos consejos para evitar hacer malas comidas .

Veamos las mejores opciones para comer fuera de la casa:

-Busca siempre un plato que contenga proteína: pechuga de pollo, lomito, lomo de cerdo o pescado.

-Ordena tu proteína al grill o al vapor. “A la plancha” generalmente implica mantequilla o aceite, es decir, más grasa y calorías. Si lo pides así, no tengas pena y remueve el exceso de grasa con una servilleta.

-Elige contornos como vegetales al vapor o hervidos, no salteados.

-Pide ensalada mixta sin queso y sin aderezo. Ordena aparte el aceite de oliva y el vinagre.

-¡Evita el pan!

-Bebe agua o té natural frío con edulcorante. Una copa de vino tinto está bien, pero no más. Y ni se te ocurra pedir zumo, puede tener hasta 200 calorías.

-Las preparaciones con gratinados, cremas, salteados, caramelizados, etc., son hipercalóricas.

-Siempre puedes conversar con el personal del lugar y negociar ciertas modificaciones en tu plato.

Y sino como última opción está la del tapper, si sabes de ante mano que no vas a poder ir a casa, prepáratelo tú a tu gusto , y que no te de vergüenza comer en la oficina o donde sea, porque es una cosa que tenemos que hacer todos los días.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *