Cuál es el objetivo de una dieta depurativa

El objetivo de una dieta depurativa es que los alimentos por los que está compuesta desintoxiquen el organismo. Esto anula la acción de los radicales libres e incrementando la eliminación de toxinas acumuladas en nuestro acontecer diario. Durante 15 días debemos evitar el consumo de alcohol, nicotina, azúcar, cafeína y químicos, productos lácteos y cereales refinados. No consumir  fritos, comida procesada o rápida, porque influye tanto en el peso como en la salud de las arterias.

A la hora del desayuno debemos incluir una naranja entera y una tortilla francesa o huevos revueltos. Esto ayuda a metabolizar el alcohol y los residuos ya que contienen vitaminas C y B.

Todas las frutas están permitidas excepto el plátano, uvas, mango… por su mayor contenido en azúcares; y el pomelo, pues sus enzimas interfieren con el metabolismo hepático de toxinas.

La importancia del agua

La recomendación de 8 vasos de agua al día incluye también caldos, infusiones, etc.

Los alimentos que tonifican el hígado son los vegetales con sabor amargo (escarola, endibias, alcachofa, cardo, berenjena, infusiones de diente de león y cardo mariano).

Las verduras y las frutas orgánicas de temporada, como apio, espárragos, borraja, manzana o pera, activan la acción depurativa del riñón.

Los alimentos ricos en fibra mejoran el estreñimiento y reducen la hinchazón abdominal. Aumenta el consumo de manzana o pera en compota, frutos secos, cereales y pan integral.

Los germinados (brotes de soja, alfalfa, trigo o cebada) contienen enzimas y cofactores que mejoran la digestión y activan el metabolismo.

Receta de una comida depurativa: Ensalada

  • Una base de color verde: berros, rúcula, espinacas o endivias, mejor hojas pequeñas y amargas porque estimulan la vesícula biliar y los jugos gástricos.
  • 3 hortalizas: pimiento rojo, verde o naranja, apio, setas, guisantes, zanahoria, rábano, brócoli, coliflor, repollo, cebolla, alcachofas.
  • 1 grasa saludable: 1/4 de aguacate, 2 cucharadas de frutos secos o semillas (calabaza, girasol), 5 aceitunas.
  • 1 proteína magra: salmón, gambas, pollo, pavo, huevo o tofu.
  • 1 cuch. Aceite oliva virgen extra y zumo de limón o vinagre.

Receta para una cena depurativa: Caldo

  • Media lechuga, 2 puerros,  2 zanahorias,  1 calabacín pequeño, 1 rama de apio, 2 nabos,  ½ repollo verde, tomillo, laurel y estragón.
  • Preparación: Lleva a ebullición en 2 litros de agua sin sal y mantén a fuego lento 40 minutos. Pasado este tiempo retira los vegetales y reserva en la nevera.

También puedes sustituir una de estas comidas por un batido detox.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *