dietas

De vez en cuando aparecen noticias sobre los peligros de las dietas sin gluten avisándonos de enfermedades como diabetes, enfermedad coronaria y hasta envenenamiento por arsénico. Hoy veremos por qué ocurre esto.

LAS DIETAS SIN GLUTEN NO SON IGUALES

La definición de dieta sin gluten existe de dos maneras:

Una basada en vegetales, frutas, huevos, pescados, carnes, frutos secos y cualquier alimento de la naturaleza.
Y la otra son versiones sin gluten de alimentos procesados: galletas sin gluten, pan sin gluten, pizza sin gluten, pasta sin gluten…
Que la mayoría de las personas elige la segunda y el resultado es mucho peor porque es una dieta más procesada.

FACTORES DE CONFUSIÓN

Existen muchos factores que dan lugar a confusión sobre el gluten y que no interpretamos bien, éstos son algunos:

Hay personas que creen que cuando algo es saludable tienden a comer más (estudio), magnificando el problema.

Cuanto más procesada sea tu alimentación, más riesgo de enfermedad.  El problema no es un déficit de gluten sino un exceso de comida industrial.

BENEFICIOS DE UNA DIETA ANCESTRAL SIN GLUTEN

Consiste en una dieta basada en únicamente productos de la tierra.
Mejoran la tolerancia a la glucosa en mayor medida que una dieta mediterránea en pacientes con enfermedad coronaria (estudio).
Mayor reducción de triglicéridos en mujeres con obesidad respecto a una dieta con gluten según recomendaciones oficiales (estudio).
Llevar una dieta sin cereales mejora la salud, pero el problema no es ausencia de cereales, y menos todavía ausencia de gluten.

¿HAY RIESGOS AL ELIMINAR EL GLUTEN?

Si siempre has comido gluten y de repente lo abandonas, tu capacidad de procesarlo a futuro puede verse afectada. Si esto ocurre, cualquier desliz nutricional te pasará factura a nivel intestinal. Ese trozo de pizza que antes tolerabas te produce ahora una digestión complicada.

Hay dos alternativas para evitar este problema:

Eliminar el gluten de por vida. Si tu dieta es buena te aseguro que no tendrás ninguna carencia.
Incluir dosis horméticas de gluten con cierta frecuencia.

CONCLUSIONES

En personas sanas, reemplazar alimentos por sus variantes sin gluten puede causar problemas, que resulta una dieta todavía más industrial y una microbiota con menos diversidad.

Reemplazar cereales con gluten por comida real mejora la salud en general pero, algunass veces, eliminarlo puede alterar la microbiota hasta perder la capacidad de tolerarlo.

Una posible estrategia intermedia sería limitar el gluten a diario pero incluir alguna dosis hormética de vez en cuando.

Personas con trastornos intestinales o enfermedades autoinmunes se beneficiarán, pero siempre basado en comida de verdad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *