nuggets

Un tipo de alimento que nos gusta desde pequeños. Hoy os traemos una propuesta de nuggets de espárragos trigueros y jamón, una receta perfecta para sorprender a la hora del aperitivo, que también disfrutaremos -si es que sobran- en cenas y otras ocasiones.

Mira que nos gustan las croquetas y más cuando queremos hacer una comida a base de tapas o de picoteo. Las de hoy son muy originales, con un sabor diferente y una textura peculiar, con el leve crujiente del espárrago triguero cortado muy fino.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Harina de trigo 50 g
  • Mantequilla 50 g
  • Leche 500 ml
  • Espárragos trigueros 12
  • Jamón ibérico 100 g
  • Agua 100 ml
  • Huevos 3
  • Aceite de oliva virgen extra 10 ml
  • Pan rallado 50 g

Cómo hacer los nuggets

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total: h
  • Elaboración: 15 m
  • Cocción: 45 m
  • Reposo: h

Comenzamos picando los espárragos en trocitos muy pequeños. Hacemos la misma operación con el jamón procurando que no destaque el uno o el otro por razón de su tamaño. En una sartén, salteamos los espárragos picados con una cucharada de aceite de oliva. Añadimos medio vaso de agua y dejamos que cueza hasta que el agua se evapore. Así tenemos los espárragos tiernos para las croquetas.

Añadimos la mantequilla y rehogamos los espárragos. Agregamos la harina y formamos un roux. Removemos hasta tostar la harina. Después añadimos la leche poco a poco haciendo una bechamel dejándola en el punto ideal para hacer croquetas, lo más fina posible pero que se pueda bolear. Es el momento de añadir el jamón y dejar durante dos minutos.

Formamos las croquetas y las pasamos por harina, huevo batido y pan rallado. Las freímos en aceite abundante hasta dorar su superficie. Escurrimos el exceso dejándolas en papel absorbente y servimos con una guarnición de ensalada y unas ramitas de tomillo fresco para dar aroma.

Para acompañar

La receta  es perfecta para el picoteo del finde, aunque cualquier ocasión es buena para disfrutar de unas croquetas recién hechas, crujientes y con un sabor inolvidable. Una ensalada para acompañarlas y un vermú o una cerveza bien fría y no necesitamos más para comenzar el fin de semana con alegría.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *