navidad

En el artículo de hoy os vamos a dar unos consejos a la hora de elegir el postre, y unas series de pautas para evitar las ingestas excesivas ahora que llega la navidad. De esta manera evitamos, lamentarnos después por los kilos que hemos cogido. Y también evitar el sufrimiento de digestiones pesadas, dolores de estómagos, acidez estomacal …

Elegir el postre

Los postres y dulces navideños son auténticas bombas calóricas. Aunque nos apetezca mucho la tarta de chocolate, o el brownie con un montón de dulces, en el fondo sabemos que no es sano y que después vamos a tener una digestión pesada. Los nutricionistas de Grupo NC Salud nos recomiendan preparar un postre basado en la fruta, como la pera o la manzana, cubierta de una salsa ligera de frutos rojos. Se puede elaborar triturando fresas, moras y frambuesas, y cociéndolas a fuego lento con un chorrito de zumo de limón.

Los postres basados en la fruta, servidos antes de productos como los polvorones o el turrón, conseguirán saciar nuestro apetito y nos ayudarán a ingerir menos dulces.

Mejor prevenir. Si te cuesta mucho controlarte en Navidad, prueba complementos alimenticios 100% natural que te ayudarán a aliviar las digestiones pesadas y a mantener el equilibrio de tu flora intestinal gracias a su contenido en activos prebióticos y probióticos.

Qué comer durante el periodo de Navidad

Los nutricionistas de expertos de YSONUT nos recomiendan concentrar todos nuestros esfuerzos en las comidas no festivas para controlar las calorías diarias y semanales. Aquí  nos dejan sus diez pautas, para llevar mejor las comidas y las cenas durante este periodo.

1. Desayunar con moderación. Por ejemplo, tostadas con tomate y rociadas con aceite de oliva. Con jamón, lomo, pollo, pavo natural o queso bajo en grasa, más un café o una infusión.

2. Compensar con las comidas “de rutina”, no hacer de cada comida y cada cena un “menú de Nochevieja”.

3. Favorecer la depuración de las grasas y el alcohol tomando complementos alimenticios o alimentos que favorezca el tránsito intestinal.

4. Tomar vegetales, verduras y frutas cada día, que compensan las molestias de los excesos: come siempre un plato de ensalada como entrante.

5. Hidratarse bien para combatir la retención de líquidos. Sobre todo agua, aunque estos días sea un poco difícil, pero no nos olvidemos de depurar bien nuestro organismo, ya que es muy importante.

6. Ayudar al intestino con alimentos ricos en fibra y germinados. Como la fruta en compota mezclada con frutos secos y ciruelas pasas, yogur con salvado, mucha agua y ejercicio suave.

7. Sustituir el azúcar por edulcorantes para endulzar postres y cafés.

8. Permanecer activo/a durante las fiestas, por ejemplo, caminando una hora cada día. O evitando estar sentado/a en el sofá, después de esa comida o cena. Lo mejor para favorecer una comida, es caminar después, aunque sea poco, pero que haya un poco de movimiento.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *