ligeros

Si bien el guiso es una de las formas más sanas de cocinar que existen. Ya que no es necesario añadir demasiada materia grasa y todos los alimentos se cocinan aprovechando el  caldo de cocción. Con sus micronutrientes, nosotros podemos obtener platos más ligeros y nutritivos seleccionando muy bien los ingredientes a usar.

Algunos trucos para obtener platos de cuchara más ligeros y nutritivos son:

Trucos para hacer platos más ligeros

 

  • Prescindir de embutidos: evitar la butifarra o el chorizo que se incorporan  a este tipo de preparaciones. Nos ahorra muchas calorías, así como restar grasas saturadas y colesterol a los platos de cuchara.
  • Escoger carnes magras: en reemplazo de las costillas o el espinazo de cerdo, podemos seleccionar carnes magras como ingredientes, tales como paletas, piernas, lomo o bien pescados ricos en grasas buenas.
  • Sumar verduras: a los platos de cuchara les viene muy bien el añadido de verduras varias, pues dan sabor y color a la preparación, pero además, suman volumen con pocas calorías mientras ofrecen todas sus vitaminas, minerales y fibra.
  • No escatimar en legumbres: las legumbres también son un ingrediente que al hidratarse grandemente no ofrece muchas calorías, pero si valiosos nutrientes, fibra y mucha saciedad para el organismo.
  • Evitar freír: para los platos de cuchara no es necesario agregar mucha materia grasa, sin embargo, en el intento de avanzar un poco la cocción podemos adicionar mucho aceite y freír los primeros ingredientes. No obstante, si queremos lograr platos de cuchara más ligeros y saludables, debemos evitar freír.
  • Evitar la mantequilla o nata: si elaboramos una crema o sopa, puede ser muy frecuente la utilización de mantequilla o nata. Así que,si queremos mejores nutrientes y menos calorías, lo mejor es escoger aceite de oliva o emplear yogur natural para dar cremosidad. Otra opción, es añadir patata que con su almidón mejora las texturas de cremas y sopas sin sumar grasas saturadas a la receta.

Con estos consejos aplicados en la cocina, podemos lograr platos de cuchara más ligeros y nutritivos, sin perder la tradición de incorporar guisos, estofados o preparaciones semejantes a nuestra dieta cuando el frío se hace presente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *